Consejos para contratar al mejor proveedor
Por: Luis Vallejos

1º Consejo:  COTIZA ALTERNATIVAS

Solicita presupuestos a diferentes proveedores que cubran las necesidades para  tu proyecto. El precio es importante sin embargo, pero este no es el único aspecto a evaluar.  Importante es considerar  la formación y experiencia que tiene cada uno de tus proveedores y qué garantías ofrecen para asegurar un servicio de calidad.

2º Consejo: EL HISTORIAL 

Cuando estés eligiendo a quién contratar para llevar a cabo un proyecto de construcción, pregunta a los prospectos por proyectos anteriores en los que hayan trabajado. También pregúntales si pueden darte el contacto de alguien a quien preguntarle por referencias. Contar con la opinión de clientes previos puede ser tu guía al tomar la decisión de quién contratar. Por cierto, esta misma práctica siguen muchas empresas privadas antes de contratar a un empleado.

Se exigente con la evaluación de otras referencias. No basta solo con que haya completado su trabajo, si no también la calidad, servicio, tiempo, y  si los clientes anteriores quedaron conformes con el resultado de las obras, así como también con la forma de trabajar que tuvieron.

3º Consejo: ATENCIÓN A LA EXPERIENCIA

Si lo que necesitas es hacer un trabajo especializado o que comprenda un mayor alcance, asegúrate que la empresa que contrates tenga cierta experiencia en trabajos de similar envergadura. Un improvisación ante falta de experiencia puede transformarse en una negligencia que termine costando caro.

4º Consejo: ASEGURATE DE QUE TENGA DISPONIBILIDAD EN TIEMPO PARA EL PLAZO DE LA OBRA

Si estás trabajando con una empresa constructora puede suceder que esta esté trabajando en paralelo con otros clientes, lo que puede generar un riesgo si tiene algún tipo de retraso con sus otros clientes y terminar afectando tus plazos, intenta buscar métodos para mitigar este riesgo, por ejemplo  acordando horarios en los cuales trabajarán en tu construcción, otro ejemplo es  fijando un plazo de la ejecución de obra. Si es una obra menor con pocos maestros entonces  no vale mucho la pena fijar  un plazo, pero por otro lado  si estás trabajando con una empresa, es bueno que acuerden un plazo para terminar la obra. 

5º Consejo : ANALIZA EL PRESUPUESTO

Siempre exige que el presupuesto que te entregue la empresa  sea detallado, especificando cada ítem, como : el costo de los materiales,  la mano de obra por separado, y porcentaje de utilidad de la empresa. Si por el contrario la empresa se niega a entregar un presupuesto en detalle, entonces te aconsejamos que la  descartes. Ya que nos arriesgamos a dos opciones,  o bien son incompetentes para elaborar un presupuesto, o su intención es engañar o ser poco transparente con sus costos y su forma de operar. Cualquiera de los dos situaciones no es deseable. Luego de recibido el presupuesto calcula  los materiales que se requieren en la construcción para que puedas hacerte una idea si la cantidad requerida se justifica o no.

6ª Consejo:  VISITA OTRAS OBRAS EN DESARROLLO EN LOS QUE PARTICIPE LA EMPRESA A COTIZAR

Visitar otras obras en las que estén trabajando actualmente es una buena forma de hacerte una idea de cómo trabajan y si es buena idea contactar. Cuando visites los trabajos, fíjate si el lugar de trabajo se mantiene limpio y ordenado. Revisa también si toman medidas y cuentan con el equipamiento necesario para prevenir riesgos, entre otros aspectos. Un ambiente de trabajo sucio, desprolijo, lleno de riesgos alrededor puede ser señal de que la propia construcción sea ejecutada de forma desprolija también.

7º Consejo : ATENCIÓN A LA COMUNICACIÓN. 

Cuando estes cotizando fíjate en cómo se comunican tus posibles proveedores, ya que probablemente así sea durante todo el proceso de trabajo. Si no te parece adecuada la forma de comunicarse, ya sea porque no es lo suficiente atento, respetuoso, rápido o claro en responder y atender tus inquietudes y solicitudes, lo mejor es que no decidas contratarlo.

8º Consejo: DESCARTA AL PROVEEDOR QUE TENGA UNA COTIZACIÓN MUY BAJA

Aunque esto puede sonar extraño, en la lógica de optimizar los recursos para aumentar la rentabilidad, hay que tener claro que muchas veces “lo barato cuesta caro”. Una cotización muy baja le deja al proveedor un bajo margen de utilidad  lo que normalmente lo motiva a ahorrar en materiales y procesos. Este ahorro  puede ser un riesgo. Ya que  si se emplean materiales de baja calidad tendrán que  ser reemplazados dentro de poco tiempo lo que te hará incurrir en mayores gastos, o si  la empresa puede ahorrar empleando muy pocas personas para llevar a cabo las obras, esto aumentará la duración de las obras de lo que se tenia presupuestado y salga aun más caro que haber contratado otro proveedor. 

9ª Consejo:  ORGANIZA EL CALENDARIO DE PAGOS

Debes acordar de forma clara cuándo y cómo se harán los pagos de la construcción. Como cliente, buscarás evitar pagar la mayor parte del presupuesto antes de comenzar la obra. Por su parte, el proveedor tampoco querrá ver la totalidad del pago al finalizar la obra. Naturalmente deberán llegar a un acuerdo donde como cliente pagarás por adelantado cierto porcentaje del presupuesto al comenzar la obra. Los restantes pagos deberán hacerse contra avance de la obra.

10ª Consejo : DEJA TODO POR ESCRITO EN EL CONTRATO

Suele suceder que al trabajar con un proveedor conocido, se apela a la buena fe de las personas, sin embargo esto es un riesgo. Las reglas claras y establecidas por escrito en un contrato te evitarán dolores de cabeza y malos entendidos. Además, te permitirán defenderte legalmente en caso de un  incumplimientos o inconveniente por parte del proveedor. Asegúrate de que todo acuerdo, quede por escrito en el contrato como  presupuestos, plazos, calendarios,  forma de pago, como proceder en caso de conflictos, que hacer en caso de retraso, multas, incumplimientos, reglas, etc. 

Cotizar ahora